Acompañamiento o terapia grupal

Por qué terapia de grupo en el activismo:

El activismo no es fácil, particularmente si se hace en grupo. He pasado por diversos grupos de activismo y en todos, tarde o temprano hemos tenido conflictos emocionales, intelectuales o de posicionamiento político que han dificultado el buen desarrollo de la actividad, y el cuidado intragrupal. Este tipo de dificultades grupales son perfectamente esperables y naturales, al final cada persona tiene sus ejes de opresión, sus necesidades y sus dificultades personales. Pero siendo que el feminismo es un movimiento visceral en el que se busca el apoyo del grupo activista, los desengaños, las emociones y los acontecimientos pueden incidir de manera más contundente en el grupo, causando mayor desgaste y pérdida de energía para el funcionamiento interno.

Qué beneficios aporta:

Para crear un ambiente de trabajo y cuidados conformando bases sólidas que sustenten al grupo. El objetivo es conseguirlo poniendo en común similitudes y diferencias, haciendo balance de debilidades y fortalezas, planteando necesidades y cuidados que requieren las personas del grupo, y marcando objetivos claros que guíen las actividades y aclaren las funciones que este llevará a cabo.

Qué momentos pueden requerirlo:

La terapia o el acompañamiento de grupo puede ser para:
– grupos nuevos de activismo que quieren establecer metas y una base sólida de cuidados; o
– grupos ya conformados que atraviesan situaciones de desencuentro en las cuales el acompañamiento externo ayudaría al diálogo y la comprensión de las dinámicas internas.

Infórmanos de todo lo que consideres necesario y nos pondremos en contacto contigo.

CursoCita

© 2017 Gestalt con Género - Madrid, España

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies